Entrevista a Ana Peinado

Doctora en Psicología, Máster en Sistemas de Gestión y Máster en Investigación de Psicología Aplicada. Autora de los libros “Programa Arco Iris Alquipir” y “Programa Arco Iris Begastri” con actividades para el desarrollo de competencias emocionales en Centros Educativos.  Tras una experiencia de más de quince años como formadora en áreas relacionadas con el liderazgo, trabajo en equipo, desarrollo personal, etc. actualmente su actividad profesional se centra en el desarrollo de Programas de Desarrollo Emocional en Centros de Infantil, Primaria y Secundaria a través de acciones formativas y talleres para toda la comunidad educativa: familias, profesorado y alumnado. Administradora del grupo de Facebook Educar con Inteligencia Emocional que cuenta con más de 100.000 miembros.

La educación emocional es un modelo educativo muy amplio basado en los principios teóricos de la Inteligencia Emocional, la Teoría de las Inteligencias Múltiples y la Psicología Positiva.

Buenos días, para comenzar con la entrevista, vamos a contextualizar un poco, por lo que, la primera pregunta obligada es:

1.- ¿Qué entendemos por educación emocional?

La educación emocional es un modelo educativo muy amplio basado en los principios teóricos de la Inteligencia Emocional, la Teoría de las Inteligencias Múltiples y la Psicología Positiva. Por lo tanto trata de enseñar a mejorar el reconocimiento de las emociones (tanto en uno mismo como en los demás), desarrollar el autoconcepto y la autorrealización, la capacidad de expresar emociones de forma efectiva y asertiva, tolerar las situaciones estresantes y la frustración, mejorar las relaciones sociales y fomentar una actitud positiva ante la vida a través del desarrollo de las fortalezas personales.

Las personas que se dedican a la enseñanza y la educación (tanto desde la docencia como desde las familias) deben conocer que la Psicología Positiva tiene una sólida base científica que en los últimos veinte años ha permitido conocer los procesos que nos permiten alcanzar el bienestar emocional.

2.- En el mundo académico encontramos cierta controversia con respecto a la psicología positiva ¿tiene la psicología positiva una base científica sólida reconocida?

A mi modo de ver, esa controversia está basada en el desconocimiento o la confusión que existe con el término Psicología Positiva. En los últimos años estamos asistiendo a un boom de mensajes falsamente positivos basados en algunos conceptos fáciles de llegar al público general pero con escasa base científica a través de una peligrosa extensión de intrusismo profesional. Las personas que se dedican a la enseñanza y la educación (tanto desde la docencia como desde las familias) deben conocer que la Psicología Positiva tiene una sólida base científica que en los últimos veinte años ha permitido conocer los procesos que nos permiten alcanzar el bienestar emocional (que no es exactamente la felicidad) y superar las adversidades de la vida. Creo que la educación, entendida en su enfoque más integral, debe enseñar a las niñas y niños a superar los problemas de la vida, además de solucionar los problemas matemáticos.

Es evidente que la educación formal, el actual sistema educativo, ha quedado totalmente obsoleto.

3.- ¿Qué aplicación puede tener la psicología positiva en la educación formal?

Es evidente que la educación formal, el actual sistema educativo, ha quedado totalmente obsoleto. Ya no responde a las necesidades y a la realidad de una juventud que ha cambiado notablemente en los últimos años y que tiene toda la información posible en la palma de su mano pero carece de la motivación para acceder a ella. Además, nos seguimos encontrando un gran número de situaciones de bullying, violencia de género y tasas de suicido en la adolescencia totalmente alarmantes. La Psicología Positiva, a través de los últimos descubrimientos científicos nos puede permitir encontrar la motivación en el alumnado a través del descubrimiento de sus talentos, sus potencialidades y fortalezas, estimular su creatividad,  generar unas relaciones sociales basadas en la empatía y el respeto, mejorar la capacidad de autorregulación lo que permitiría rebajar las tasas de violencia, de consumo de drogas o de práctica de relaciones sexuales de riesgo, etc.

4.- ¿Cómo puede la educación emocional mejorar la salud de nuestros jóvenes? ¿Cómo podemos trabajar la educación emocional en nuestros jóvenes? ¿Qué estrategias nos recomienda?

Los adultos debemos mejorar nuestras competencias emocionales para poder educar en emociones.

Actualmente conocemos cómo los mecanismos neuronales de las emociones afectan a la salud física, a través de determinadas reacciones químicas que alteran la respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo y el funcionamiento de diferentes órganos y sistemas como el muscular, digestivo, etc. Por lo tanto, el bienestar emocional se relaciona directamente con el bienestar físico. Podemos trabajar la educación emocional de la juventud tanto en los centros educativos como en casa a través de numerosos ejercicios, estrategias y técnicas aunque la fundamental es sin duda el ejemplo. Los adultos debemos mejorar nuestras competencias emocionales para poder educar en emociones. Como decía la Madre Teresa de Calcuta, es posible que los jóvenes no nos escuchen, pero nos observan todo el rato.

5.- Usted es la autora del Programa Arcoíris ¿En que consiste dicho Programa?

El Programa Arco Iris consta de dos volúmenes, uno destinado a centros educativos de infantil y primaria y otro para centros de secundaria y bachillerato. Recoge actividades para hacer en el aula (tanto en tutoría como en las diferentes asignaturas y especialidades) para trabajar reconocimiento de emociones, autoestima, motivación, autorregulación, habilidades sociales y fortalezas personales. Las diferentes actividades están programadas en función de la edad del alumnado y permite a un Centro Educativo aplicar el programa, desde 3 años hasta los 18, cada año en cada asignatura, sin repetir actividades y permitiendo de una forma clara y sencilla la coordinación de todo el profesorado.

Para terminar y a modo de conclusión:

6.- ¿Por qué cree que es necesario llevar a cabo unas Jornadas de educación sexual y emocional?

Jornadas como las que organiza Assex son imprescindibles para dar a conocer la importancia de la educación sexual y emocional como base del desarrollo psicológico, emocional, afectivo y social de nuestra juventud. Es necesaria una sensibilización global y permanente para que la sociedad pueda ir adaptándose a las nuevas exigencias de un mundo globalizado con el objetivo de mejorar el bienestar de todas las personas.

Dejar una opinión