Entrevista a Jose Carlos Sánchez Palomares, Enfermero y Sexólogo.

Diplomado Universitario en Enfermería

Máster en Ciencias de la Sexología por la Universidad de Almería

Coordinador de Salud en ASSEX (Asociación de sexualidad Educativa)

En su trayectoria como enfermero, ha trabajado en varias ciudades de España, tanto en sistema sanitario público como en sector privado. Entre las funciones propias de la enfermería ha desarrollado la mayor parte su experiencia profesional en su labor asistencial, en distintas unidades y servicios de atención especializada y primaria. Además de su vertiente asistencial, fue contratado por Hospital Moncloa Internacional, como docente y apoyo técnico para el correcto funcionamiento del Hospital de Bata, África.

Como coordinador de Salud en ASSEX, ha llevado a cabo diferentes proyectos con el Colegio de Enfermería de Murcia, junto con nuestro Presidente, José Alejandro López Noguera y está poniendo en marcha junto con el equipo de ASSEX un programa de educación sexual en el aula, dirigido a adolescentes.

La educación sexual es un aspecto muy importante a tener en cuenta en el ser humano, sin que tengamos que discriminar por raza, religión, creencias y/o sexo.

1.- ¿Educación sexual y emocional han de ir de la mano?

Por supuesto, no me cabe la menor duda. La educación sexual es un aspecto muy importante a tener en cuenta en el ser humano, sin que tengamos que discriminar por raza, religión, creencias y/o sexo. Todo comportamiento tiene una base biopsicosocial y cultural y mediante la inteligencia emocional, podemos ser capaces de tener autocontrol de nuestras propias emociones, conocernos mejor a nosotros mismos y a los demás, “saber decir lo que se piensa, pensando en lo que se dice” de forma asertiva, tolerando aquellas situaciones estresantes y que nos pueden producir malestar. Con esta gestión de las emociones, podremos expresarnos libremente.

2.- Desde tu experiencia profesional, ¿es necesaria la educación emocional en el ámbito sanitario?

Es muy importante y necesario que nos metamos en la piel del otro, comprendiendo sus emociones y aquello que se siente cuando se está enfermo o cuando se está acompañando a un familiar enfermo.

Sin lugar a dudas, la educación emocional tiene una gran importancia para nosotros como profesionales sanitarios, y para ello tendríamos que tener de obligado cumplimiento una base de conocimientos en cuanto a comunicación asertiva, empatía, gestión de emociones, entre otros conceptos. Es muy importante y necesario que nos metamos en la piel del otro, comprendiendo sus emociones y aquello que se siente cuando se está enfermo o cuando se está acompañando a un familiar enfermo. Como reflexión interna me gustaría añadir, que los equipos de salud que trabajamos en las distintas unidades y hago especial mención a las unidades de cuidados críticos, en la que realizo mi ejercicio actualmente, no solamente tenemos que realizar una buena calidad asistencial cuidando, si no que tenemos que trabajar con psicología positiva, acompañando y ayudando en aquellas necesidades emocionales tan importantes en ese momento para enfermos y familiares.

3.- ¿Existe relación en tu opinión, entre la salud general y la salud emocional?

Las personas que están emocionalmente sanas tienen el control de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos y siendo capaces así de hacer frente a los desafíos de la vida.

Entendemos salud general como un estado de bienestar o de equilibro que puede ser visto a nivel subjetivo; asumir como aceptable el estado general en el que se encuentra, o a nivel objetivo; ausencia de enfermedades o de factores dañinos en el sujeto en cuestión. El término salud se contrapone al de enfermedad, y es objeto de especial atención por parte de las ciencias de la salud y profesionales sanitarios. La salud emocional es una parte importante de la salud general. Las personas que están emocionalmente sanas tienen el control de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos y siendo capaces así de hacer frente a los desafíos de la vida.

4.- ¿Qué ingredientes son necesarios para una buena dieta sexual?

La concienciación, formación e información, son la base de una buena educación sexual y emocional. Programas que se llevan a cabo en los distintos centros, para que la población se responsabilice de la importancia de la misma. Una educación sexual preventivista y biologista como hasta ahora estábamos llevando a cabo, se ha comprobado que sirve para poco o nada. Aquellas charlas puntuales para adolescentes, que se realizan en los colegios o institutos y cuya finalidad es mostrar fotografías de sífilis, infección gonocócica, infección por clamidias. Esto no nos lleva hacia ningún lado, debido a que se hace caso omiso y se pierde interés por las infecciones de transmisión sexual y/o genital.

La población se ha relajado en cuanto al NO uso del preservativo, con lo que conlleva mantener relaciones sexuales poco seguras y nada responsables.

5.- ¿Han aumentado las infecciones de transmisión sexual entre la población adolescente en nuestra Región en los últimos años?

Efectivamente, en la región de Murcia hay infecciones de transmisión sexual de declaración obligatoria que se han visto incrementadas en los últimos años. Cierto es, que la población se ha relajado en cuanto al NO uso del preservativo, con lo que conlleva mantener relaciones sexuales poco seguras y nada responsables.

6.- ¿Por qué cree que es necesario llevar a cabo unas Jornadas de educación sexual y emocional?

La población en general tenemos que estar formados e informados para poder transmitir conocimientos basados en la ciencia.

Porque jornadas como éstas, organizadas por ASSEX, en colaboración de la Dirección General de Juventud nos ayudan a concienciar al máximo a la población de aquellas conductas de riesgo que se están realizando y sin embargo, muchos de nuestros adolescentes no son conscientes de las mismas. Aunque no sólo ellos son los que están implicados, la población en general, padres/madres/tutores, profesores, maestros, profesionales del ámbito sanitario, entre otros, tenemos que estar formados e informados para poder transmitir conocimientos basados en la ciencia, que nos ayuden a disfrutar más de nuestra salud sexual y nuestra salud emocional.