Entrevista al Dr. Carlos Hue

El Dr. Carlos Hué (Zaragoza, 1951), nos acompañará en esta Jornada sobre Sexualidad y Emociones, dándonos su visión científica y positiva sobre la importancia de las emociones en las relaciones interpersonales y en el ámbito de la sexualidad. Es todo un honor tenerlo en nuestra Región. Sus ponencias son un compendio de sabiduría y sentido del humor inigualable. No os lo podéis perder.

El Dr. Carlos Hué es licenciado en Pedagogía y en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y es Doctor en Ciencias de la Educación por la UB. En la actualidad, ejerce como profesor de psicología y colabora con el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zaragoza. Trabaja, desde hace más de diez años, de asesor técnico del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, por lo que tiene una gran experiencia en la redacción de planes de educación permanente y de formación del profesorado. Asimismo, es especialista en inteligencia emocional e imparte cursos y charlas sobre esta disciplina, especialmente a profesores, funcionarios y empresarios, en diversas universidades como la UB. Entre sus publicaciones destacan:

  • Pensamiento emocional: un método para el desarrollo de la autoestima y el liderazgo (Mira Editores, Zaragoza)
  • Bienestar docente y pensamiento emocional (Wolters Kluwer, Madrid).

Os dejamos con un aperitivo de su pensamiento, a través de esta pequeña entrevista que le hemos realizado.

Buenos días, para comenzar con la entrevista, vamos a contextualizar un poco, por lo que la primera pregunta obligada es:

  1. ¿Qué entendemos por educación emocional? ¿Es lo mismo educación emocional que inteligencia emocional?

No es lo mismo, aunque hay total relación entre ellas. La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar nuestras propias emociones y sentimientos, así como de quienes nos rodean; la educación emocional es enseñar a gestionar esas emociones y sentimientos para desarrollar en los que aprenden las competencias emocionales necesarias para estudiar, vivir y relacionarse.

  1. La educación emocional basa alguno de sus postulados en la psicología positiva ¿En qué consiste esta? ¿Es la psicología positiva el futuro de la psicología? ¿Partimos de la idea de que el hombre es bueno por naturaleza?
Tanto la psicología positiva como la inteligencia emocional pretenden ayudar a las personas a ser más felices a través de la gestión de su pensamiento y sus emociones.

Sí. Ambas tendencias en psicología parten de que el ser humano se comporta como lo hace por alguna razón. Tanto la psicología positiva como la inteligencia emocional pretenden ayudar a las personas a ser más felices a través de la gestión de su pensamiento y sus emociones. La inteligencia emocional es una corriente en psicología que nace en 1990 de la mano de dos norteamericanos, Salovey y Mayer, y que fue difundida en 1995 por Daniel Goleman. La psicología positiva fue impulsada a partir del año 2000 por otro norteamericano llamado Martin Seligman. La psicología positiva y la inteligencia emocional representan la parte diríamos, bonita de la psicología, mientras que la otra parte, la anterior, es la no tan bonita, pero más necesaria como es el tratamiento de las enfermedades.

  1. ¿Podría decirnos en qué consiste su método sobre el pensamiento emocional?
El pensamiento es un proceso activo, mientras que la inteligencia es un resultado.

El método de pensamiento emocional lo he construido a partir de mis experiencias de interrelación con todo tipo de profesionales y otras personas del mundo de la educación fundamentalmente. La palabra pensamiento, a diferencia de inteligencia, denota el carácter activo, no permanente y de evolución del método. El pensamiento es un proceso activo, mientras que la inteligencia es un resultado. Consta de siete competencias emocionales: autoconocimiento, autoestima, control emocional, motivación, referidas a uno mismo; y conocimiento del otro, empatía y liderazgo, referidas a los demás.

  1. Hablemos de  psiconeuroinmunología, ¿Cómo afectan nuestros pensamientos a nuestra salud? ¿Debemos apostar por tener una visión optimista de la vida?
Existen grupos de investigación en sus universidades que han demostrado una influencia directa del estrés y la ansiedad, por ejemplo, sobre el aumento de las tasas de cortisol y noradrenalina en sangre lo que hace disminuir la capacidad del sistema inmunológico. Si esto es cierto, debemos apostar por una visión más optimista de la vida.

Existe mucha controversia en la comunidad científica acerca de la influencia que las emociones, sentimientos y estado de ánimo en la salud de las personas. No obstante, en Estados Unidos, y especialmente, en California existen grupos de investigación en sus universidades que han demostrado una influencia directa del estrés y la ansiedad, por ejemplo, sobre el aumento de las tasas de cortisol y noradrenalina en sangre lo que hace disminuir la capacidad del sistema inmunológico. Si esto es cierto, debemos apostar por una visión más optimista de la vida.

  1. Con respecto a las relaciones interpersonales y en concreto de pareja ¿cómo afecta tener una buena inteligencia emocional a la convivencia y mantenimiento de dicha relación?

De modo directo y positivo. La pareja es un espacio emocional en el que juegan las emociones y sentimientos de ambos. La verdadera pareja es aquella en la que no hay diferencias de poder y en la que la tolerancia, la empatía y la colaboración prevalecen. Yo diría que las parejas no se rompen, sino que evolucionan. Muchas de las llamadas parejas que se rompen, no son parejas porque no tienen en cuenta las competencias emocionales.

  1. ¿Podemos entender la sexualidad sin el apartado emocional? ¿Qué papel juegan las emociones en nuestra sexualidad?
Debe existir una educación emocional previa a una educación sexual para conseguir que ésta última sea gratificante.

Sí que se pueden tener relaciones sexuales sin la creación de una relación afectiva, aunque en estado puro sea prácticamente imposible. Sin embargo, la sexualidad en relación establece siempre una comunicación entre dos seres humanos consecuencia de las neuronas espejo que todos tenemos. Es decir, que aunque no queramos la presencia del otro nos interpela. Por ello, debe existir una educación emocional previa a una educación sexual para conseguir que ésta última sea gratificante.

Para terminar y a modo de conclusión:

  1. ¿Por qué cree que es necesario llevar a cabo una Jornada sobre sexualidad y emociones?
Hay chicos que no saben cómo termina un acto sexual pleno, o no conocen las técnicas de encuentro previas a una relación sexual satisfactoria

Es cada día más necesario porque la influencia de los medios de comunicación, de la publicidad, de internet y de las redes sociales está trasladando a los adolescentes y jóvenes que la sexualidad es un acto de poder de uno sobre el otro, en la que lo más importante es conseguir metas numéricas o situaciones imposibles. Hay chicos que no saben cómo termina un acto sexual pleno, o no conocen las técnicas de encuentro previas a una relación sexual satisfactoria. Por ello, enhorabuena a estas JORNADAS