mapa inteligenciaEn la actualidad, somos muchos los profesionales que  apostamos por otra fórmula más integradora de la educación sexual, donde no solo se habla en estos términos, sino que abre el abanico, como no podía ser de otra forma, a la enseñanza de la afectividad, la erótica, el autoconocimiento, al estudio de mitos y errores, tanto en lo que concierne al sexo, como a las relaciones de pareja.

Objetivos:

  • Identificar las emociones y reconocerlas en los otros.
  • Gestión de las emociones.
  • Promover una visión positiva del mundo, buena actitud y tolerancia a la frustración.
  • Manejar conflictos interpersonales.
  • Favorecer una autoestima positiva para luchar contra la presión grupal.
  • Desarrollar HHSS y la capacidad empática previniendo así la fobia social.

Por ello, creemos que en un tipo de educación global que aúna ambos conceptos: una Educación Emocional y Afectivo-Sexual. Donde emociones, afectos y sexualidad queden integrados y complementados dentro del currículo oficial, para alcanzar el gran objetivo del bienestar personal y socia.

Proponemos el nacimiento de una Educación Emocional y Afectivo-Sexual que luche por conseguir el autoconocimiento, la mejora de la autoestima, la eficaz toma de decisiones, la búsqueda de soluciones ante conflictos interpersonales, que batalle por una sexualidad sana, positiva y satisfactoria y en definitiva, una lucha por alcanzar al fin, el desarrollo integral de la persona.